QUÉ RECICLAMOS

La electrónica y las telecomunicaciones han invadido nuestras vidas, llenando nuestras ciudades, nuestras casas y nuestros lugares de trabajo, de todo tipo de equipos eléctricos y electrónicos que necesitan para funcionar una fuente de energía, como la que proporcionan las pilas.

Las pilas son pequeños dispositivos electroquímicos, que generan electricidad, con la interacción de los materiales que las componen. Son por tanto pequeños almacenes de energía eléctrica que nos permiten disponer de nuestros aparatos favoritos en cualquier lugar y situación, sin necesidad de estar conectados a la corriente eléctrica.

Además de las aplicaciones que todos conocemos de las pilas (mandos a distancia, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, etc.) es muy importante destacar las innumerables aplicaciones que tienen las pilas en usos críticos, entre los que cabria mencionar por ejemplo, los marcapasos, los desfibriladores y la iluminación de emergencia. También se usan de forma importante en aviones, trenes de alta velocidad, redes de telecomunicaciones o satélites .

En resumen; estamos rodeados de aparatos que funcionan con pilas y nuestra vida no sería igual sin ellas.

Canal de recogida industrial

Existen muchísimos tipos de pilas, que podemos agrupar en distintas categorías, en función de varios parámetros diferentes:

 Por su forma

Pilas botón (relojes, mandos a distancia de coches)

Pilas cilíndricas (linternas, radios, mandos de la TV)

Pilas prismáticas (móviles, ordenadores portátiles)

Por su composición química
(existen muchísimas; mencionamos sólo algunas de las más conocidas)

Pilas alcalinas (las más usuales y conocidas)

Pilas de Litio (las de los móviles por ejemplo)

Pilas de Níquel (se usan en taladros y otros aparatos de gran tamaño)

Por sus características electroquímicas

o ¿qué son las pilas primarias y las pilas secundarias o recargables?

Recargables (móviles, ordenadores)     |    No recargables (mandos a distancia, relojes, linternas, etc.)

Hay dos tipos de pilas, primarias y  secundarias:
→Las primarias (no recargables) son aquellas en las que los elementos químicos no pueden volver a su estado original después de haber transformado la energía química en energía eléctrica.
→Las secundarias (recargables) son aquellas en las que la transformación de la energía química en energía eléctrica es reversible, permitiéndolas ser recargadas y utilizadas varias veces. Estas baterías son también llamadas acumuladores.

[Las únicas pilas o baterías no incluidas, por el momento, en la legislación, serían las que están incorporadas a aparatos utilizados en el ámbito de la seguridad nacional.]

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?