CÓMO RECOGEMOS

ECOPILAS ofrece una gestión de residuos a través de instalaciones municipales: puntos limpios, deixallerias, Ecoparques, Puntos verdes… establecimientos comerciales e industrias, con cobertura en todo el territorio y trabaja en todas las Comunidades Autónomas con gestores autorizados. Ponemos a disposición de todos los ciudadanos un sistema de recogida selectiva de residuos de pilas y baterías.

►Facilitamos a los ciudadanos una red con más de 38.000 puntos donde pueden llevar a reciclar sus pilas y baterías usadas y que pueden encontrarse a través de nuestra web en este enlace: Puntos de recogida.

►Como SCRAP nos hacemos cargo de la responsabilidad de nuestros productores y distribuidores adheridos. Por ello ponemos a su disposición una Plataforma de gestión de pilas y baterías para el envío de solicitudes de recogida directa.

Nuestro modelo logístico:

Primer paso: Concienciación del consumidor final.
Segundo paso: Instalación de contenedores.
Tercer paso: Recogida, almacenamiento intermedio y transporte a planta de los residuos de pilas y baterías.
Último paso Tratamiento y reciclado

 

Nuestro modelo logístico tiene en cuenta, tanto el origen profesional como doméstico del residuo y establece los distintos caminos a seguir en cada caso:

Residuos de origen doméstico:
– Instalaciones municipales: Puntos limpios, Garbigunes, Deixallerias, Ecoparques, Puntos verdes
– Puntos capilares: todo tipo de comercios (Gran distribución y pequeñas tiendas), centros educativos, centros sanitarios, sedes de ayuntamientos, polideportivos, casas de cultura…
Enlace a la sección CANAL DOMÉSTICO

Recogidas de origen profesional o industrial:
– Recogida directa: Recogidas de material a demanda a partir de un acopio mínimo de residuos o por rutas de frecuencia definida.

Enlace a la sección CANAL PROFESIONAL

Enlace a la sección CANAL INDUSTRIAL & VEHÍCULO ELÉCTRICO

Sabías que…

Los productores tienen la obligación de recoger y reciclar un número de pilas proporcional a las que ponen en el mercado cada año. En el caso de pilas y acumuladores portátiles (las más comunes en los hogares), la legislación marca como objetivo mínimo de recogida desde 2016 alcanzar el 45 % en peso. Este objetivo se aumentará hasta el 50 % en 2021.